Tres costumbres habituales que pueden ser perjudiciales para nuestro gato

Tanto en el cine como en los vídeos de redes sociales podemos encontrar tres escenas típicas con las que debemos tener cuidado porque podemos perjudicar a nuestro gato. : un gatito con un collar y un cascabel colgando, un gatito bebiendo leche y un gato volviéndose loco por una lata de atún

1. Los cascabeles

Nuestros gatos tienen su oído muy desarrollado, y el llevar un cascabel colgando cerca de sus oídos (en el cuello) durante todo el día puede ser muy molesto. Si el cascabel es grande y ruidoso puede incluso afectar a su capacidad auditiva o a su carácter ¿Te imaginas llevar todo el día el sonido de un cascabel pegado a la oreja?

2. La leche

Los gatos son intolerantes a la lactosa porque no poseen la enzima necesaria para procesar este componente de la leche, por ello, aunque algunos la pueden llegar a tolerar, otros pueden sufrir fuertes reacciones alérgicas. Además, un exceso de consumo de leche puede ocasionar la creación de cálculos renales.

En el caso de encontrarnos un gatito recién nacido o de querer dar puntualmente leche a nuestro peludo, debemos optar por leche sin lactosa o leche especial para gatos.

3. El atún

El atún de por si no es perjudicial para nuestros gatos, pero las latas de atún procesadas preparadas para el consumo humano contienen grandes cantidades de mercurio que pueden afectar a nuestro gato.

Además, nuestro gato debe llevar una alimentación equilibrada y el atún nunca puede sustituir a un alimento completo porque podría sufrir un défitit de vitamina E y un exceso de ácidos grasos que puede llegar a causarle esteatitis felina o enfermedad de la grasa amarilla.

¡Cuidado con Internet!

Debemos tener cuidado con la televisión e Internet, estas son algunas de las costumbres asociadas a los gatos desde hace muchos años pero cada día nacen nuevas modas que pueden ser perjudiciales para nuestros gatos.

Hace poco veíamos los vídeos ¿graciosos? de gatos asustados por los pepinos pero ¿Sabes que eso puede estresar a tu gato hasta tal punto que cambie su comportamiento? Para él el pepino es una amenaza y sentirá que no está seguro en su propia casa.

Ante cualquier duda que te surja ¡no dudes con consultar con tu veterinario o con un adiestrador antes de poner algo en práctica con tu felino!